La importancia del bienestar emocional en nuestra salud.

Una pandemia, muchos cambios.

Parece que fue ayer cuando la pandemia llegó a sacudir nuestras vidas. Nadie estaba listo para un cambio tan grande lleno de incertidumbre. Nuestros hábitos, rutinas y  actividades se vieron afectadas drásticamente al llegar el aislamiento.

Nos encontramos ante nuevos retos y situaciones que nos hicieron replantearnos muchas de nuestras decisiones o formas de vida. Quizá te llegaste a hacer preguntas como ¿realmente me dedico a lo que me gusta?, ¿las personas a las que frecuento son mis verdaderos amigos?, ¿me pagan lo suficiente por el tiempo de trabajo que ejerzo?, ¿estoy disfrutando el tiempo que pasé en familia?.

Es muy normal sentirnos afectados, vulnerables o ansiosos al empezar de cero nuestros planes o tener que replantearnos nuestros objetivos, estos sucesos afectan directamente en nuestro bienestar emocional,  es por eso que tenemos que estar conscientes de la importancia que tienen la protección y el auto-cuidado de nuestra salud mental

 

 ¿Alguna vez pensaste lo importante que es monitorear nuestras emociones?

 

“La OMS alertó que la salud mental individual está determinada por múltiples factores sociales, psicológicos y biológicos. Las presiones socioeconómicas constituyen un riesgo para la salud mental de las personas y comunidades”.

Una mala salud mental se asocia también a los cambios sociales radicales, otros factores podrían ser las condiciones de trabajo estresantes, la  discriminación o exclusión social, la mala salud física, entre otras cuestiones.

Más de 150 millones de personas sufren depresión en algún momento de su vida.

Los estudios demuestran que las personas emocionalmente saludables, tienen un nivel de compromiso mucho más elevado. Velar por nuestra salud mental tiene un impacto significativo en nuestras labores diarias y nuestra relación directa con el entorno. 

El tiempo que pasamos alejados de los demás, el cambio tan radical en nuestro estilo de vida, el miedo al contagio por el Covid -19 y muchas otras situaciones, hicieron que la forma en la que nos sentimos cambiará de manera significativa causando reacciones emocionales que afectan nuestra salud.

 

Tú estás primero.

 

 

Es muy importante tomar acciones que nos mantengan sanos a nivel integral, aprender a confrontar emociones como el temor, el estrés, la preocupación y el miedo, poner la balanza de lo que podemos solucionar al momento y lo que no, ser más pacientes al respecto.

Por eso te dejamos 5 consejos para fortalecer tu bienestar emocional y así poder lograr con firmeza todos los objetivos que te propongas:

 

  • Aprende a identificar tus emociones

Es muy importante  evaluar tu situación emocional, percibir cuantas veces al día te sientes triste, feliz, angustiado, estresado y ya sabiendo esto aprender a ser empático con tus procesos emocionales, ser paciente con la angustia que esto pueda generar y tomar un tiempo para estar contigo mismo.

  • Lleva rutinas más saludables

Entre las recomendaciones de la OMS para cuidarnos durante la pandemia está el alimentarse sanamente y hacer ejercicio, esto es para la protección de nuestro sistema inmune y nuestro estado anímico, si nuestro cuerpo está sano, tendremos las herramientas suficientes para combatir cualquier inestabilidad emocional.

  • Aprende cosas nuevas

Estimula tu cerebro y no pierdas la curiosidad, está comprobado que el acceder a nuevos aprendizajes o experiencias ayudan a que nuestro cerebro produzca una mayor cantidad de mielina y con ello aumentar emociones positivas que causa el adquirir un nuevo conocimiento en tu memoria.

  • ¡Mueve tu cuerpo!

Y con esto nos referimos a, sal a caminar, toma aire fresco, visita un parque, camina por tu colonia o haz pequeños estiramientos en tu casa, más aún en aislamiento, es importante, movernos hace que mejore nuestra autoestima, y nuestra salud mental sea mucho más fuerte.

  • Agradece las cosas buenas y las malas también

Sabemos que no es fácil pero, ser agradecido reduce las emociones negativas, expresar agradecimiento puede ayudarnos de manera significativa a mejorar nuestra autoestima. Con gratitud podemos afrontar mejor las emociones negativas y fortalecer nuestra relación con otras personas. 

Afrontando las nuevas modalidades.

 

Nos encontramos trabajando ante nuevas modalidades y formas de vida, nos dimos cuenta de que existía la posibilidad de generar una economía activa desde casa a través del internet.

Algunas oficinas o instituciones cambiaron sus sistemas de trabajo privilegiando la productividad que se puede tener a través  del home office y en otros casos menos afortunados decidieron mantener los sistemas tradicionales con jornadas de 8 a 12 horas en oficinas. 

Para adquirir mayor concentración y productividad es importante mantenernos ocupados en actividades que fomenten nuestra creatividad y nos ayuden a crear un estado de ánimo positivo.

Estas actividades pueden ser tan simples como compartir tiempo con la familia, colaborar en las tareas del hogar, aprender un hobby nuevo y practicar la tolerancia, respeto y empatía ante situaciones adversas o diferencias ideológicas.  

Te invitamos a formar parte de la comunidad de Vida y Ser Feliz, un espacio para compartir conocimiento y experiencias, donde podrás encontrar contenidos, productos y servicios especializados y enfocados en el desarrollo de tus emociones y felicidad.

 

 

Perder el miedo a la soledad

Perder el miedo a la soledad

PERDER EL MIEDO A LA SOLEDAD

 

Se puede ser muy feliz en la soledad si dejamos de lamentarnos.

 

 

El concepto que tenemos de la soledad suele ser principalmente negativo, por lo que huimos despavoridamente de ella a toda costa. Esta es una de las principales razones por las que tanto hombres como mujeres terminan en relaciones dañinas que los hacen tan infelices, pero que se niegan a dejar para evitar estar solos; haciendo caso omiso al dicho “Mejor solo que mal acompañado”.

 

A veces nos aferramos a ideas falsas que nos traen desdicha, pero si nos atreviéramos a explorar otras propuestas podría cambiar nuestra percepción de muchos de nuestros miedos; especialmente el temor a la soledad o al aburrimiento.

 

Si cambiamos nuestra forma de entender estas emociones podríamos incluso encontrar paz y felicidad. La soledad está solo en tu mente, nadie está solo realmente. En un mundo tan poblado y globalizado siempre hay gente a nuestro alrededor con la cual podremos establecer algún tipo de relación.

 

Para una persona sana la soledad es  una sensación reconfortante de tranquilidad, descanso o concentración en los intereses propios. Esta persona no se debilita a si misma con mensajes negativos.

 

En palabras del psicólogo español Rafael Santandreu: “Lo mejor que podemos hacer es pensar en la soledad como un tiempo fantástico de recapitulación, de planificación de nuevas aventuras vitales”.

 

De la misma forma, el concepto de aburrimiento es una idea falsa que nos hemos creado para mantener un estado de tristeza o desesperanza. Pero en realidad la simple existencia ya es placentera, confortable y no hay ningún vacío que llenar.

 

El miedo al aburrimiento es como el miedo a la soledad, absurdo, fantasioso, irreal. Como sucede con la soledad, si le perdemos el miedo, el aburrimiento es una sensación de malestar ligero, casi imperceptible. Y en muchas ocasiones puede llegar a ser placentero.

 

Saber aburrirse, no asustarse por ello, sacarle partido o al menos tolerarlo, es una cualidad importante para aquellos que quieran tener una vida emocionante. “Parece paradójico pero saber aburrirse de vez en cuando es una condición necesaria para tener una vida emocionante” afirma Santandreu.

 

 

 

Referencia:

 

Santandreu, R., (2011) El arte de no amargarse la vida, México D.F., Ediciones Culturales Paídos